Daniela Gómez

publicado en: Artes visuales, Artistas 2021, Festival 2021 | 0

Título: Arraigos, el personaje rural
Técnica: fotografía
Año de realización:

Arraigos: El personaje rural


Esta serie es un compendio de imágenes que aspiran a ser mucho más que la acción de la luz, pretenden contribuir de la mano del concepto de arraigo con la resistencia del personaje rural. Lo anterior surge primero de la admiración hacia el comportamiento ecológico del labriego, proceder en el que predominan las relaciones armoniosas y equilibradas con la naturaleza, y segundo, de experiencias personales en la participación de espacios físicos donde se construye historia, se teje cultura y se echan raíces, aspectos fundamentales de las identidades campesinas. Destacó el arraigo como un medio para la construcción de la identidad colectiva y para la defensa del territorio, con la pretensión de ser parte de la construcción de una antítesis (de sde las imágenes y el texto) que contraste con la pretensión de un proyecto de nación que apunta principalmente a una transformación nociva del entorno desde unas necesidades orientadas por ¨el desarrollo económico¨ (Industria, urbanidad, despojo) y que desconoce otros aspectos importantes, como el entramado de conocimientos que poseen dichos personajes para hacer fructificar al campo (tiempo de cosechas, el tratamiento de las semillas, el conocimiento de las fuentes hídricas y el comportamiento de los suelos).
Para entrar en materia y con ánimos de no extenderme tanto, la fotografía que encabeza la serie se titula, Cantando al ganado, como esta, mis composiciones estarán casi todas las veces acompañadas de un fragmento escrito producto de las experiencias personales en la participación de aquellos espacios físicos ya mencionados.
-Cantando al ganado.
Soy generoso, cultivo y cuido la tierra; canto y enumero al ganado, ante esto, la tierra también me responde generosa. Ella se expresa, y qué maneras tan divinas tiene el campo.
Hace unos días pude interpretar al bichofué gritar de alegría al oír el poema que el Turpial de Baltimore trino. Esta mañana, al Alba, fue el tarareo buenos días del Tiranuelo Silbador y estoy seguro que en la tarde atenderé minucioso a la copla gratitud de la Reinita Tropical.
Estas fueron algunas de las palabras del labriego, personaje central de mi composición mientras se encontraba en la labor de contar el ganado.
Mi composición intenta en Cantando al ganado, documentar la estrecha relación del personaje rural con su territorio (paisaje diverso en aves) y el canto como mediador entre él, su entorno y el oficio de contar al ganado bovino, evidenciando en alguna medida, la relación amigable y ancestral, arraigos.
La fotografía fue realizada en la Laguna de Sonso, Valle del Cauca, Colombia.