BUGA LA CUNA SALPICON

Ángela Rendón

en un cubiculo imperfecto se reanima entre la voz del eco la muchedumbre ensalsada de barcos de papel entre rostros mudos de concreto brillan las ideas de las mascaras ocultas tras los telones del concepto de un libreto de iluciones negras y blancas y en panaceas de expresion coloquial, las espadas esparcidas es una pregunta liberada en el espsmo del arte  se clausura en el silencio la obra tricubical de un mimo corrupto desplazado en el manto de un teatro municipal.